Coma bien. Duerma bien.

Susan Bowerman, M.S., R.D., CSSD
Print
Duerma bien.

El dormir bien por la noche debería ser una de las cosas más fáciles y naturales. Pero la vida ajetreada y los horarios apretados nos hacen menos aptos para comer bien, y los malos hábitos alimenticios pueden impedirnos el desarrollo de una buena higiene del sueño.

Cuando estamos ocupados, solemos comer menos de lo que deberíamos durante el día, y luego por la noche mucho más de lo necesario, algo que es exactamente lo opuesto de lo que deberíamos hacer", dice Luigi Gratton, M.D., vicepresidente de asuntos médicos de Herbalife.

El Dr. Gratton sugiere estar concientes de cómo ciertas comidas pueden afectar nuestros patrones de sueño. Los alimentos muy ricos en proteínas estimulan la producción de sustancias químicas en el cerebro que nos mantienen alertas, y consumir comidas en abundancia justo antes de irse a dormir puede causar indigestión y acidez, una combinación perfecta para quitar el sueño.

Las comidas bajas en grasas y con un alto contenido de carbohidratos se digieren más rápido, y estimulan la producción de distintas sustancias químicas en el cerebro que le ayudan a relajarse y facilitan el sueño. Así que es mejor optar por un desayuno y un almuerzo con un alto contenido de proteínas para mantenerse alerta y con la mente clara todo el día, y deje los carbohidratos para la cena.

La cafeína es un estimulante, y si usted es como la mayoría de las personas, una taza de café antes de irse a dormir no es lo más prudente. Tanto la cafeína como el alcohol pueden alterar el hábito normal del sueño; es posible que concilie el sueño, pero no estará durmiendo por mucho tiempo. Eso dificulta alcanzar la etapa del sueño más profundo que es cuando se descansa más, así que aunque duerma por ocho horas, sentirá pereza en la mañana. Es posible que también lo despierte la vejiga llena, ya que tanto la cafeína como el alcohol son diuréticos.

El comer o no comer algo antes de irse a dormir depende de sus hábitos regulares. Si cena temprano algo pequeño y ligero, entonces está bien tomar una pequeña merienda antes de acostarse si lo ayuda a dormir y no le afecten esas calorías. Los alimentos ricos en calcio, como la leche y el yogurt, son buenas opciones, ya que el calcio ayuda a los músculos a relajarse.

- Coma una cena ligera a base de ensalada, vegetales, frutas, granos enteros y frijoles. Un tazón de sopa de lentejas con una ensalada y frutas de postre

- Si sabe que la cafeína le quita el sueño, evite las bebidas que contengan cafeína de 6 a 8 horas antes de irse a dormir

Susan Bowerman es consultora de Herbalife.

Herbalife es orgulloso miembro de la Asociación de Ventas Directas (DSA). Código de Ética


es-US | 9/30/2014 2:08:44 AM | NAMP2HLASPX02