Come saludable. Duerme confortable

Por Susan Bowerman, M.S., R.D., C.S.S.D., F.A.N.D.
Print
Duerma bien.

Lograr dormir profundamente durante las noches debería de ser una de las cosas más naturales. Pero el ritmo de vida ocupado que llevamos combinado con una agenda agitada nos crea distracciones, haciéndonos menos aptos a comer apropiadamente. Estos malos hábitos alimenticios pueden prevenirnos a desarrollar una buena higiene del sueño.

“Cuando estamos ocupados usualmente comemos menos de lo que deberíamos de comer durante el día, y mucho más de lo que deberíamos durante horas de la tarde; esto es lo opuesto a lo que debemos hacer”. Dice Luigi Gratton, M.D., Vicepresidente, Mercadeo Global de Producto.

El Dr. Gratton sugiere prestar atención a ciertas comidas que pueden afectar nuestro patrón de sueño. Los productos altos en proteína estimulan la producción de químicos en el cerebro que nos mantiene en alerta, mientras que si consumimos cantidades grandes de alimentos antes de irnos a dormir pueden causar indigestión y acidez. La combinación perfecta para mantenerte despierto toda la noche.

Los alimentos bajos en grasa y altos en carbohidratos son digeridos con mayor facilidad y estimulan la producción de diferentes químicos en el cerebro, como los que ayudan a la relajación o los que facilitan el sueño. Así que es mejor optar por un desayuno o almuerzo alto en proteína para mantenerte en alerta todo el día, y guardar los carbohidratos para la cena.

Si eres como la mayoría de las personas, la cafeína es un estimulante, por lo que una taza de café antes de irnos a dormir no es buena idea. Tanto la cafeína como el alcohol puede alterar nuestros patrones normales de sueño; a lo mejor puedes dormir pero no será por mucho tiempo. Esto hace que sea muy difícil llegar a conseguir un sueño profundo y realmente poder descansar; es por esto que a pesar de dormir ocho horas, muchas veces estás cansado en las mañanas. Es probable que también estés despierto porque tienes la vejiga llena, ya que tanto la cafeína como el alcohol actúan como diuréticos.

El comer o no comer un bocadillo antes de dormir depende de tus patrones habituales. Si tu cena es pequeña y ligera (además de temprano), entonces un bocadillo ligero puede ser buena opción si sientes que te puede ayudar a dormir, y si el número de calorías te lo permite. Alimentos ricos en calcio, como la leche o yogur, pueden ser buenas opciones debido a que el calcio puede ayudarte a relajar.

  • Consume una cena ligera, enfócate en ensaladas, vegetales, frutas, granos enteros y frijoles. Un plato de sopa de lentejas con una ensalada y una fruta de postre puede ser una buena opción.
  • Si sabes que la cafeína te mantiene despierto, evita tas bebidas con cafeína de 6 a 8 horas antes de ir a la cama.
  • Consume alcohol de forma moderada para evitar que te interrumpa el sueño.
  • Consume la mayoría de tus líquidos durante el día y reduce su consumo después de la cena. Si tienes que tomar medicamentos en la noche, utiliza una cantidad pequeña de agua.
  • Si te gusta consumir algún bocadillo antes de ir a la cama, incluye alimentos que sean altos en calcio para ayudarte a relajar los músculos. Una taza de leche caliente para combatir el insomnio es un remedio que se ha pasado de generación en generación por una buena razón.

Susan Bowerman es Directora de Capacitación sobre Nutrición en Herbalife.

Herbalife es orgulloso miembro de la Asociación de Ventas Directas (DSA). Código de Ética


es-US | 12/20/2014 10:50:13 PM | NAMP2HLASPX02